El que todo lo tiene y contiene

Hizo una experimento precioso. Mezclaba diferente sustancias y aparecían diferentes colores. Los niños estaban perplejos y entusiasmados. Cada sustancia era una emoción, cada mezcla un sentimiento y cada explosión un estado de ánimo. Y, por fin, salió el amor.

IMG_20161126_105956
Con dulzura les contó que el amor era como ese «mejunje» que habían hecho: un precioso compuesto de alegría, tristeza, miedo, asco, sorpresa e ira. Si faltase alguno, ya no sería amor.

6 comments

  1. I’ve been browsing on-line more than 3 hours lately, yet I by no means discovered any interesting article like yours. It is lovely price sufficient for me. In my view, if all web owners and bloggers made excellent content as you probably did, the internet will likely be a lot more helpful than ever before.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *