Y dice la Pelaya

«¿Ya sabes tú lo que es el periodo refractario?. ¿Ya sabes tú lo que a mi me pasa por dentro cuando te mando a la mierda de mil maneras diferentes?. Seguro que no. Que sepas, que eso,  el periodo refractario es ese rato que pasa justo después de que por décima vez hagas lo mismo que sabes que tanto me molesta y yo entre en brote. Ya sabes, ese rato en el que siempre me dices que no atiendo a razones. Pues claro que no. En este periodo del que te hablo nadie atiende a razones que lleven la contraria  a lo que siente y hace. Y, no lo digo yo; lo dice la ciencia. Así que la próxima vez que me digas que si me pongo asín o asao que sepas que no soy yo, que es mi periodo refractario. Y, por lo que dicen los científicos es mejor que dure poco así que no me lleves la contraria por lo que pueda pasar.

Coño, que una ya está harta de que no respeten su periodo refractario y la critiquen por todo. Que ya vale de ser como una línea de recta. Que las personas también nos enfadamos, brotamos y dejamos de brotar. Y no pasa nada. Al que le pille que aguante el chaparrón y punto. Que yo también aguanto lo mío. Que con esto del autocontrol algún día nos va a dar un pampurrio. Claro que está bien controlarse pero hombre, hagamos un poquito la vista gorda que no nos vamos a quedar tuertos.  Un poquito de libre albedrío siempre viene bien y una se merece algún que otro capricho.

Los que no se dan esos caprichos pal cuerpo o acaban explotando, implotando o tirando de eso que que llama ironía y sarcasmo. Eso sí que puede ser una manera letal de hacer daño. Pero como a la gente le gusta, con autocontrol.

Y bueno, ahora que me he desahogado un poco decirte que hay que respetar al periodo refractario y, de vez en cuando, explotar pero siemproe siempre, con un poquito de inteligencia emocional.

Servidora, La Pelaya, también creo que #lallaveerestú# «.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *