Y dice la Pelaya

«Ya me han dicho que eche  la lotería. Lo tendré que hacer. El caso es que me voy superando y ahora es mi hijo mediano el que también está confinado. Esto se llama superación y lo demás cuento.  Hay quien cree que tenemos mala suerte. Yo, no lo veo así. No creo que la suerte aquí tenga mucho que decir pero quién sabe.

Niko ha recibido la noticia encantando; eso de no ir al cole le motiva «Qué suerte tengo, ¿verdad amatxu?» (Veis, Niko cree que tenemos suerte).Y eso que le encanta Natalia, su profe.

Todo pasará y el show debe de continuar. La vida online se intensifica entre los nervios e inquietudes de tener que conciliar todo y un poco más. De momento, procuro seguir en mi centro y relativizar. No están siendo grandes días para nadie…(menos para Niko). Porque es en estos momentos donde cada uno debemos de tirar de inteligencia emocional y recordar que es normal y saludable sentir cabreo, precupación,etc.

Lo que ya no responde a criterios sanos es el grado de intensidad con la que manifestamos esas emociones y el tiempo que las mantenemos. Que, a veces se nos va de la mano el tema.  Ya sé que hay momentos en que no compensa dejar de estar enfadado, total, creemos que en cinco minutos lo vamos a volver a estar. Pues a lo mejor no o a lo mejor si. Hasta que lo sepamos es mucho más sano e inteligente dejarnos llevar por un poco de tranquilidad, humor , esperanza o relajación. Si ha de «mátarme camión» mejor que me pille contenta y relajada…

Y no te creas que vivo en los mundos de Yupi; que lo mio tengo y de lo mio gasto pero me niego a resignarme y dejar mi vida y mi  bienestar en manos del azar, las tecnologías o las intenciones de los demás.  Mi «mala hostia» me dice que siga, que no caiga y que cree la mejor y más bonita  historia con los datos de mierda que pueda disponer.  Y, en eso estoy.

Por cierto, Jon dió negativo en la primera prueba. A la espera de noticias y deseándoos un buen día (aunque sea de mierda) me despido. Porque oye, si ha de ser que sea el MEJOR día de mierda. Porque, detrás de ellos suelen esconderse grandes sorpresas.

Porque #lallaveerestú#.

 

 

 

Jon dió negativo en la primera PCR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *